habitación de bebe

5 elementos que no deben faltar en la habitación de tu bebé.

La habitación de tu bebé es el lugar donde tú y él/ella pasarán más tiempo, su habitación debe ser cómoda, segura y debe estar pensada para todas las etapas que se viven durante el primer año del bebé.  

Es importante que antes de su llegada su espacio esté listo para recibirl@, y sobre todo ayudarte a ti a estar bien allí también.

Entonces, comencemos con estos elementos indispensables:

1. El cambiador: Hoy en día hay diversas opciones que te brindan comodidad a ti y a tu bebe. 

Lo ideal es que sea de una altura apropiada para que no te dañes la espalda cuando tengas que cambiarlo. 

Este cambiador puede servirte cada vez que le cambies el pañal, cuando lo bañes e incluso cuando le quieras cambiar la ropa y aprovechar para darle mimos. 

Puedes combinar tu cambiador con una pañalera personalizada, para equipar de forma más cómoda la habitación, tendrás los pañales y toallitas siempre a la mano y con estilo en la habitación. 

Consulta en este enlace si quieres conocer nuestros fabulosos modelos. 

2. La Cuna y el Nido: Ambas herramientas para el descanso de tu bebé son necesarias. 

El nido para los primeros meses, para resguardarlo de los peligros mientras descansa y por tu comodidad de tenerlo durmiendo en cualquier lugar seguro, acolchado y cerquita de ti. (Si quieres saber más del nido haz click aquí). 

La cuna para cuando comience a crecer y necesites un lugar fuerte que lo proteja durante las noches y alto para el día. 

Asegúrate de que su lugar de descanso sea suave y acolchado en todo momento, como lo es nuestro nido de bebé, de que tengan el tamaño correcto para tu pequeño y sobre todo que lo haga sentir seguro. 

3. La iluminación: Recuerda que vienen noches tropezadas. 

Cuidar la iluminación es importante, durante el día puedes tener cortinas que esten a juego con la decoración de la habitación, con el fin de que no se abrumen sus ojitos. 

Durante la noche puedes usar una lámpara tenue para ti, para estos momentos durante la noche que tu bebé te necesite, puedas moverte con facilidad viendo todo, sin quitarte el sueño con una luz intensa. 

4. Una silla cómoda para tí: Tu tiempo en esa habitación será indefinido así que prepárate. 

Una silla o sillon para ti te ayudará a tener un lugar cómodo donde amamantarle, arrullarle y dormirle. 

Apuesta por tu comodidad, consigue almohadas, revistas o libros, lo que necesites que esté a tu alcance. 

Incluso puedes agregar a esta lista tu almohada para amamantar, que te va a ahorrar muchos dolores de espalda y brazos cuando puedas apoyar en ella el peso de tu bebé. 

5. Un poco de pintura: Llena el cuarto de tu pequeño gran amor de alegría y color. 

Puedes optar por un mural o por paredes de diversos colores, solo procura que los colores sean pasteles para ayudarte a mantener la tranquilidad en la estancia. 

¿Usarás algunos de estos consejos? Nos encantaría saberlo, además no dudes en contactarnos si necesitas cualquier ayuda.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra